Joaquín Rodríguez Kierce

A blog about productivity, meaning and making things happen.

Archive for the month “May, 2009”

Project Management Encubierto

En abril de 2009 me dieron la oportunidad de hablar en el capítulo de Puerto Rico del Project Management Institute.

Titulé la charla ¨Project Management Encubierto¨. La idea que transmití es simple: si queremos ¨vender¨ esto de la gestión de proyectos a ejecutivos de nuestras empresas y queremos ¨evangelizar¨ el uso de estas técnicas para mejorar los resultados, tenemos que irnos a lo básico: el ¨triple constraints¨ (costo, tiempo y satisfacción de cliente).

¿Por qué, en cualquier empresa a la que vayamos en Puerto Rico (y en cualquier país del mundo, en realidad), las reuniones son casi todas aburridas e ineficaces? ¿Por qué estamos bombardeados por e-mails tooooodos los días? ¿Por qué los ejecutivos no terminan de ver el beneficio del Project Management, si se supone que su aplicación acelera la consecución de resultados?

En la charla compartí unas ¨guías incompletas¨ que he hecho para ayudar a cualquiera que se haya sentido frustrado, cansado, incomprendido…con todo esto en algún momento. La intención es que cualquiera pueda aplicar Project Management de manera encubierta a las cosas que hacemos todos los días, desde tener mejores reuniones hasta comunicarse más eficientemente, siempre con un enfoque en el usuario final, que no necesariamente sabe qué es esto de la gestión de proyectos ni le interesa, pero lo que sí necesita es que estemos dentro de los parámetros acordados de tiempo, costo y satisfacción.

Las puedes descargar, imprimir, fotocopiar, reenviar, pegar en tu oficina o cubículo…

Estos son los links:

Guía Incompleta de Reuniones Efectivas

Guía Incomplea de Comunicaciones Efectivas

Guía Incompleta para vender Project Management a Ejecutivos

Incertidumbre y Creatividad

¿Y si mañana te echan de tu trabajo?
Cada día más, esta posibilidad está más presente en nuestras vidas. Hay más incertidumbre.

Dice Eckhart Tolle que la no aceptación de la incertidbre genera miedo, pero la aceptación estimula nuestra creatividad.

Ya no vivimos en la época en la que nos pasábamos 20 ó 30 años en un puesto de trabajo. Más bien pasaremos por 20 ó 30 trabajos a lo largo de nuestra vida.

Más práctico es entonces aceptar la incertidumbre y estar abiertos a las infinitas posibilidades que eso trae…

Humor

¿Cuántas veces me he reído en el trabajo en la última semana? ¿Cómo me sentí?

¿Qué pasaría si doblo ese número?

¿Cómo podría conseguirlo?

¿Sí o No?

La mayoría de las veces las reuniones son todo menos productivas, entretenidas o relevantes. No tiene por qué ser así.

¿Cómo mejorar esto?

Dice Seth Godin que hay tres tipos de reuniones. Y que el problema es que confundimos unas con otras.

Yo estoy muy de acuerdo con eso, pero lo voy a simplificar incluso más. Lo primero que deberíamos decir al empezar una reunión es:

¨¿Tenemos que tomar alguna decisión aquí, sí o no?¨

Si la respuesta es ¨sí¨, entonces ¨¿Qué decisión se va a tomar y quién la va a tomar?”

Todo el mundo está de acuerdo en que todo lo que ocurra después debe ir encaminado a facilitar la decisión. Y quien lleve la reunión tiene permiso para reconducirla cuando sea necesario, algo que no nos atrevemos hacer a menudo.

Alter Ego

¿En quién nos transformamos cuando llegamos a la oficina o estamos frente a un cliente?

¿Por qué?

¿Por miedo al ¨qué dirán¨? ¿Por necesidad de esconder alguna debilidad?

¿Cuántas veces a la semana tratamos de comportarnos como nosotros mismos?

El miedo

¿Qué pasaría si un día todos llegáramos al trabajo sin miedo?

Sin miedo a equivocarnos, sin miedo a hacer el ridículo, sin miedo a represalias por errores.

Quizás pondríamos en práctica esa buena idea que no nos atrevemos a decir ¨porque no va a volar¨. Quizás levantaríamos la voz al escuchar algo que no tiene sentido, aunque venga de un ¨jefe¨.

Quizás, sólo quizás, nos daríamos cuenta del potencial que todos dejamos sin usar.

the CEO and the CYA

“Hay que” versus “Vamos a”

¿Cuántas reuniones en nuestro trabajo acaban como empezaron: nada resuelto? Discutimos tema tras tema (“hay que hacer esto”, “hay que hacer lo otro”,…) y salimos de la reunión con la sensación de haber perdido el tiempo. El problema añadido es que típicamente esto es dicho por alguien de “autoridad” (debería leer “responsabilidad”), y todo el mundo se calla, mira para otro lado y no se sabe qué hacer.

¿Cómo mejorar esto?

1. Identifica las palabras “hay que”. “Hay que asegurarse de que esto se hace bien”; “hay que asegurarse de que lo otro no falla”, etc. Esas son las recetas para que NADA PASE.
¿Por qué? Porque típicamente se quedan en eso: frases dichas en una reunión.

2. Cambia cada “hay que” por “vamos a”. La ventaja de esto es que la conversación fluye hacia una solución específica, no una mera observación.

3. Asegúrate de acabar con:
– Acción específica
– Responsable
– Fecha

4. Sigue con lo que viniste a resolver. No dejes que una interrupción sabotee el objetivo de tu reunión.

El problema con los “Recursos Humanos”

El problema con los “Recursos Humanos” es que los humanos…no somos “recursos”.
Petróleo, carbón, tiempo, dinero…esos sí. ¿Los humanos? No.

Si nos tratamos unos a otros como medios para un fin (eso es lo que es un recurso) no es raro que acabemos estresados, que nos vayamos “por el fondo” o que no estemos realizados con lo que hacemos.

¿Cómo mejorar esto?

Qué tal si nos empezamos a referir a las personas como “personas” y no “recursos”. A lo mejor así empezamos a ver el verdadero potencial (humano) los unos en los otros, algo como un fin en sí mismo, no un medio para conseguir otra cosa.

Hasta cuándo

No sabes cuánto tiempo vas a estar aquí.
¿Vas a aceptar que “esto” (sea lo que sea) siga como está o vas a hacer algo por cambiarlo?
¿Qué vas a cambiar? ¿Cómo lo vas a cambiar? ¿Por qué?

El status quo puede ser tan cómodo como peligroso.

Post Navigation