Joaquín Rodríguez Kierce

A blog about productivity, meaning and making things happen.

Feliz año imperfecto, mi columna en Yasta.pr

Aquí mi artículo de esta semana en yasta.pr, el diario digital en Puerto Rico que quiere hacer las cosas de otra manera en el periodismo local. Vivo de cerca lo difícil que es levantar una “startup” y lo mucho que trabajan los fundadores, siempre sin que se note.

Aquí el link: http://yasta.pr/feliz-ano-imperfecto

Y aquí el texto: (el mensaje: enamórate de la imperfección. Acepta las cosas antes de querer cambiarlas)

Hola, feliz año nuevo. Una pregunta: ¿por qué crees que tanta gente se desilusiona tan rápido con esto de las resoluciones de año nuevo?

Yo creo que es porque muchas veces el espíritu en el que las hacemos es uno de eliminar algo de lo que somos o nos ocurre, sin antes estar en paz con ello.

En Coaching decimos que el prerrequisito para resolver conflictos, problemas y llevar al cliente a conseguir lo que quiere es la validación.

Validar no es otra cosa que dejar saber a la otra persona que tiene derecho a sentirse como se siente. Que la emoción, punto de vista o lo que sea que se está anteponiendo a la solución, tiene derecho a existir. Puede estar mal, pero por lo pronto está ahí y de nada sirve apartarla de un manotazo, porque va a volver. Precisamente parte de lo que favorece su existencia es que no nos gusta o le tenemos miedo (como dijo alguien “You empower what you fear”).
La pregunta es: ¿estás en paz con la situación o el aspecto de tu vida al que quieres aplicarle la resolución?

Piénsalo un momento, yo espero.

…………………………………..

…………………………………..

…………………………………..

 

Si la respuesta es no, la resolución no va a llegar al 15 de enero.

Quizás la primera resolución del año pueda ser: aceptar todo lo que no me gusta tal como es, sin resignarme.

Ese es el punto de partida en todo cambio. Antes de poder cambiar algo, hay que aceptar que existe.

Aceptación no es resignación.

Todos los años hacemos re-¿soluciones? con la idea de cambiar “lo que no nos gusta” al principio del año esperando que de alguna manera consigamos borrar algo imperfecto y que se convierta en algo perfecto según nuestra imaginación.

En el fondo queremos ese toque de perfección en nuestra vida. Listo, una realidad perfecta que hemos imaginado en la resolución.

Y la realidad es de todo menos perfecta.

¿Alternativa? Yo digo enamorarse de la imperfección, validarla y partir de ahí. Vivir la imperfección del día a día.

Las resoluciones muchas veces son simples deseos de que algo que es de una manera se convierta, como por arte de magia, en otra (perfecta) simplemente porque lo escribimos en un papel o lo hacemos el 1 de enero.

Y la perfección no existe.

Te deseo un año lleno de aceptación. Que te enamores de la imperfeccion.

Y reescribe esa resolución que ya incumpliste.

Feliz año imperfecto.

 

 

Advertisements

Single Post Navigation

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: